domingo, 25 de septiembre de 2016

LA ANUNCIACIÓN, PASTILLAS DE CAFÉ Y LECHE Y CARAMELOS FINOS

Pastillas ''La Anunciación'

La primera dirección de 'La Anunciación' se localiza en la calle Bretón de los Herreros, 23- 3º. Es la casa de Benigno Beitia, importante contratista, carpintero y propietario de Logroño. 

Este edificio es además del hogar familiar, la sede de la aficina de Seguros de Accidente de Jesús Oñate yerno de Benigno Beitia casado con su única hija, doña Anunciación. 

Por su parte el piso 3º se dedica a la fabricación semi-artesanal de las famosas pastillas logroñesas de café y lehe.

Se ignora sí el negocio de confitería era anterior al fallecimiento de Benigno acaecido en 1913, pero la inscripción de esta marca la realizó Anunciación Beitia y López  en 1919, probablemente en un momento de consolidación de su producción confitera. 

La imagen registrada, a demás del nombre rotulado, y el dibujo bíblico de la 'Anunciación' contenía, la "B" de los Beitia y la "D" correspondiente al apellido de su marido, Jesús Doñate y curiosamente, se registra la marca de una pastilla de chocolate, no pastilla de café y leche.




 Por distintos anuncios del periódico La Rioja en los que se demandaban "empapeladoras" y otros tipos de trabajadores para la manufactura de estos dulces, podemos saber que  el domicilio social permanece en el edificio familiar de Bretón de los Herreros hasta aproximadamente 1923, que se traslada su fábrica a la calle Salmerón, 18. También, por esos años, su representante en Madrid era Jorge Boto Garay.

Anunciación y Jesús Doñate, no tuvieron hijos, y en torno a 1925/1926  traspasan la propiedad  a  Aurelio Peña, del que poca cosa podemos contar.  

Un raro testimonio de esta última época es la factura de la que se reproduce su cabecera y que corresponde a 1927.

Mi otro blog de Logroño