domingo, 25 de octubre de 2015

El arte del revelado de placas de cristal, sin ampliadora como después se utilizó


El cristal fotográfico sensibilizado con una emulsión de gelatina y sales de plata (bromuro o cloruro con variantes según la sensibilidad a todos los colores o no) después de sacarlo de un chasis negro protegido de la luz, se sumerge en un producto revelador y se puede revelar con luz roja por ser ortocromático, no pancromático como las modernas emulsiones fotográficas en blanco y negro para evitar que los tonos rojizos se traduzcan a un color oscuro.

La imagen va apareciendo a simple vista como por arte de magia. Sus tonalidades blanco y negro están invertidas.

Se puede manipular con una pinza especial en una esquina para comprobar que la imagen es la adecuada.


Se pasa a un baño de paro de ácido acético diluido en agua o vinagre diluído de no disponer del primero.



Finaliza en un baño fijador en el que se disuelven las sales de plata, cloruro o bromuro de plata que no se han oxidado a negro por la acción de la luz para convertirse en plata metálica. Así no hay peligro de que la emulsión del  cristal fotográfico se vele y se oscurezca, desapareciendo la imagen. Se lava durante media hora con agua, si es posible corriente o cambiando los baños en la cubeta. Se pone en un escurridor de placas de cristal, como un escurreplatos para el secado.

Debido al formato 13 x 18 del negativo, no necesita ampliarse con una ampliadora, es decir, un proyector normalmente vertical que proyecta y amplía la imagen sobre papel fotográfico.

En este caso se copiaría por contacto por medio de una prensa apropiada o mediante un cristal presionando sobre la foto y el papel fotosensible. Se enciende una luz durante unos segundos comprobados experimentalmente según la densidad del negativo y la sensibilidad del papel fotográfico. Se repite con el papel el mismo proceso de cubetas que con el negativo.

(Actualmente el negativo se revelaba en una cubeta redonda (tanque de revelado) con una torre dentro en espiral donde se enrolla el negativo completamente a oscuras y se cronometra el tiempo de los tres baños según la temperatura y las instrucciones del fabricante del revelador y negativos. Hay métodos experimentales para comprobar el tiempo como el método de la gota sobre un trozo de negativo y según las tonalidades que aparecen hay que realizar una multiplicación para calcular los minutos de revelado. A mí me ha dado resultado. Los reveladores de negativos actualmente eran diferentes a los de revelado de papel, para conseguir una buena calidad de grano y matices de grises. Pero eso sería otro curso de fotografía analógica, que para mí sigue teniendo interés. Mis revelados desde hace unos años son digitales).

La copia podía ser blanco y negro o pasada por un baño de virado en color sepia, aunque había otras tonalidades. 





No era necesaria la ampliadora con formatos de 13 x 18 como son los de la foto victoriana (Que parece copia en negativo de una foto doblada en papel) procedente de Ashton-Under-Lyne, Gran Manchester (Reino Unido). al reducir los formatos como se verá en las cámaras se hizo más adelante imprescindible ampliar con un proyector o ampliadora, normalmente vertical, aunque las hubo horizontales para fotografías murales.




FOTÓGRAFOS Y CÁMARAS: EVOLUCIÓN


Cámara que utilizó el fotógrafo aficionado y abogado Secondo Pía para retratar por primera vez el primer misterioso negativo de la historia: la Sábana de Turín. El año pasado hubo una exposición en Málaga con una reproducción facsímil de la misma y toda suerte de detalles. La cámara era la misma del fotógrafo o el mismo modelo de la época: 1898.


Algunas de mis cámaras de colección sobre el aparador de mi bisabuela viuda de Venancio de Pablo, de la imprenta del mismo nombre donde se editaba el periódico El Heraldo de La Rioja.

La cámara de la derecha es una modelo Zeiss Icon de formato de negativo 6 x 9. Disponía de 3 velocidades de obturación, conexión a flash, disparador automático que funciona, cambio o enfoque de distancia en metros y diferentes aberturas de diafragma. Las otras, 2ª de la derecha, es una Capta, formato de negativo 4 1/2 x 6; una sola velocidad de obturación y una abertura de diafragma. Tenía exposición libre, a voluntad apretando el botón de disparo. Las dos de la izquierda se van aproximando a las década de los 40/50/60? y son del tipo instamátic, es decir, para buenas condiciones de iluminación con o sin flash incorporado. El flash incorporado es de una bombilla, un disparo.


Zeiss Icon Nettar (enlace a Internet)



Cámara Capta Industrias Matutano S.L. Valencia (años 40 a 50)
Brownie Hawkeye (1949-1961) (enlace a Internet todas las cámaras)


(!959-1962)



La escena es en el antiguo Merendero de Puente Madre hacia 1928. El fotógrafo callejero tiene una cámara de placas de cristal en chasis individuales. Mi abuelo tiene la funda de la cámara estereoscópica de placas de cristal, que le desapareció tras llevar a revelar en un conocido fotógrafo de la época. Para compensarle, le regaló muchas vistas estéreo de cristal de toda España y quizás de Logroño y alguna de Francia. 

Mi otro blog de Logroño